Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2016

AMARGO EMPATE..



En una soleada mañana que se prestaba para espectáculos al aire libre Quilmes perdió hoy dos puntos de los que no se pueden perder, contra Tabaré. El empate fue 0 a 0.
Si hacemos un balance de lo que fue el encuentro, creamos más chances que el rival, tuvimos más la pelota, fuimos más ofensivos, seguros en defensa o sea que si esto fuera boxeo sin dudas el triunfo era para Quilmes. Pero no, es fútbol, y si la pelotita no traspasa la línea de gol, la alegría no es completa.
Si lo vemos así de simple diríamos que solamente nos faltó suerte para meterla adentro y que el rival jugó un gran partido defensivamente, pero no, Tabaré no marcó, no presionó,  fue un equipo largo en sus líneas, fue un cuadro apático que lo más efectivo que tuvo fue dejar correr el tiempo, demorando cada jugada de pelota quieta que tuvo y si ha esto sumamos que le faltaron cuatro o cinco titulares, lo que hizo Quilmes fue muy poco.
Por eso si bien tuvimos dos o tres chances claras en cada tiempo de juego, deberían haber sido muchas más. No supimos aprovechar los espacios que nos dejaban, para hacer rodar la pelota y que le llegara más limpia a los de arriba y las dos más claras que tuvimos en el primer tiempo, una fue una pifia de un defensa que dejó a Damian Carballo cara a cara con el golero y que en la definición se fue apenas desviado y la otra fue de Sebastian Aguirre entrando sobre el segundo palo en un centro llovido, sin marca, cabezeando débilmente hacia el centro del área.


Para el segundo tiempo Quilmes siguió insistiendo con la misma fórmula, más por arriba y dividida que por abajo y al pie. Igualmente tuvimos oportunidades de convertir y no pudimos concretar. Lo tuvo Carballo, lo tuvo Juan Perdomo que se fue apenas desviado y la tercera y la más clara la tuvo Martín Balbi con cabezazo en la boca del arco que tapó notablemente el golero De Lima.
En cuanto a lo táctico, Quilmes se para con una línea defensiva de tres, que obliga muchas veces a los volantes por afuera a recostarse mucho y luego les cuesta remontar la cancha para acompañar a los puntas. Hoy en el caso de Johan Dreher, fue el que más llegó y de sus triangulaciones con Aguirre y Carballo, fue de donde nacieron las chances más claras.
Entendemos también que el equipo debe aprovechar más a Sebastian Frabega, le debe llegar más la pelota no en nuestra cancha sino en el hueco de cancha rival entre nuestros volantes y la línea de ataque que permitan a un jugador que tiene buen pie para el manejo del balón, habilitar mejor a nuestros delanteros.
Todavía queda mucha tela por cortar, tenemos tiempo todavía para mejorar, pero no nos podemos dormir, se  viene el clásico en nuestra cancha y no podemos perder más puntos.
Seguimos confiando en el equipo para poder llegar a un buen fin y estar en las finales del año, los recursos los tenemos, debemos aprovecharlos mejor, nada más.

Jugaron hoy por Quilmes:

Matias Alvarez, Franco Ariceta, Raúl Gimenez, Maximiliano Riviezzi, Johan Dreher, Germán Roca (Rodrigo Salvitano), Juan Perdomo (Manuel Caceres), Sebastian Frabega, Damián Carballo, Marcelo Sabbia (Martín  Balbi) y Sebastian Aguirre.

Suplentes: Agustin Bruno, German Balzaretti, Daniel Icasuriaga y Maximiliano Riviezzi.

Entrenador: Fernando Bruno
Ayudante: Ruben Giani
Preparador Físico: Maxi Rivero
Kinesiólogo: Joaquin  Gallo
Equipier: Custodio Zamit
Delegada: Daniela Ruétalo



Comentarios y Fotos:  C. Llanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario