Páginas vistas en total

martes, 11 de octubre de 2011

PISTA FANGOSA


Nos habíamos acostumbrado a ganar clásicos este año, pero el domingo no pudimos con River, en un escenario no apto para jugar, si hubiera sido otra la situación, donde se hubieran jugado cosas más importantes este partido no se tendría que haber jugado.
Quilmes presentó algunos cambio en su integración, el Cuerpo Técnico cuidó a jugadores titulares por acumulación de amarilla y otros por alguna pequeña lesión, tal es el caso de Cristian Rivero, Martín Balbi, Diego Suarez, Jonathan Cabrera y Juan R. Fernández y dió ingreso desde el vamos a Ruben Sastre, Guillermo Pacheco y Rafael Ferrerri, este último debutando en 1a. División.
En un partido de comienzo parejo, River de a poco se va adueñando del terreno, sobretodo en los sectores centrales del campo, a Quilmes le costó mucho pararse en una cancha con mucha agua y defensivamente tuvo algunos errores que provocaron tímidas llegadas de River que no pudo concretar.
Lamentablemente, tenemos que ser reiterativos, otra vez River fue beneficiado por un arbitraje, pese a quien le pese, Peula en el primer gol recibe el balón por lo menos 3 metros adelantado. Y esto trastoca el partido que de aquí en más pasa a dominar River en el resto del primer tiempo.
Quilmes con muy bajos rendimientos individuales no logró en este primer tiempo hilvanar una sola jugada de riesgo para el arco rival.
Para el segundo tiempo, Quilmes sale a buscar el partido adelanta sus líneas, corrige algunos errores defensivos y mediante un tiro libre de Víctor Alvarez, logra empatar.
Pero la alegría dura poco, una pelota que cae en nuestra área, dentro del barro, nadie la puede sacar y finalmente Vazquez convierte el segundo para River
Quilmes le da entrada a Juan R. Fernández y a Joaquín Salomone que le dan algún momento al equipo en donde logra agarrar la pelota y armar alguna jugada de peligro que el meta García, pudo contener.
Y nuevamente otro error arbitral fundamental, Gasso que recepciona una pelota fuera del área, la acomoda perfectamente con la mano y convierte. Quizás el árbitro Aranda no lo pudo ver, pero el 1er. Asistente Viera lo vió clarísimo.
Esto al igual que el primer gol vuelve a trastocar, el esfuerzo que estaba realizando Quilmes para llegar al empate y de aquí en más River se vuelve neto dominador hasta el final.
Quilmes que se adelanta en el campo pero con pocas ideas para llegar al arco rival, deja espacios en el fondo y así sobreviene el cuarto gol de River.
Spinelli manda a Gastón Piñero a la cancha, otro juvenil que debuta, demostrando que tiene condiciones y que se puede esperar mucho de él. 
En resumen, River fue más que Quilmes, se adaptó mejor a las condiciones del terreno y fue un justo vencedor.
En cuanto al arbitraje, lo dijimos con anterioridad, que las malas actuaciones de los árbitros que se venían dando iban a ser fundamentales en la definición del torneo, y lo fueron tanto en la tabla de arriba como en la de abajo.
Ahora Quilmes tiene por delante 15 días antes del comienzo de la Liguilla, que suponemos servirán para que el Cuerpo Técnico corrija errores y pueda acondicionarse físicamente para la seguidilla de partidos que se vienen. Final de una etapa y comienzo de otra, acá se baraja y se reparten cartas nuevamente, se juega en otro escenario ideal para el desarrollo de un buen juego, en otro horario y en un torneo del cual Quilmes es neto dominador a través de los años, ha ganado 9 de ellos. Seguimos confiando en un fín de año de festejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario